Select Page

Hoy en #GITRoleModels os traemos la entrevista completa a Laura Fernández (CEO AllWomen.tech) de la mano de Débora Meroño García, nuestra editora jefe de la sección de entrevistas de Girls in Tech Spain.

¡Os dejamos con ellas!

Débora: A pesar de que sus inicios profesionales fueron en el mundo del cine, hoy Laura es un referente en el mundo de la tecnología gracias a AllWomen.tech, donde han desarrollado el primer curso de especialización en inteligencia artificial para mujeres hecho por mujeres.

¡Hola Laura! Muchísimas gracias por dedicarnos un rato, es un honor poder hablar con mujeres que inspiran tanto como tú y con tu trayectoria.

La entrevista es muy cortita, son unas pocas preguntas pero nos pareció interesante que nuestras seguidoras tengan como ejemplo figuras tan referentes y con tu recorrido profesional, que puedan ver que las mujeres somos capaces de conseguir cosas de verdad importantes y todo lo que queramos.

Tus inicios profesionales fueron en el mundo del cine y la televisión, ¿qué te llevó a dar un giro a tu carrera encaminándote hacia la tecnología?    

Laura: Me gusta que me hayas espiado porque a veces lo cuento y es como “oh, ¿en serio?” Pues básicamente estaba trabajando fuera de España en el mundo del cine y hace como seis años,  yo tenía ganas de volver porque quería tener un impacto aquí, hacer algo aquí interesante. Cuando lo dije todo el mundo me dijo que aquí no había curro, que estaba loca, que no viniese… y me dije bueno no sé, voy a ver.

Y fue muy random todo, estaba buscando en Internet qué había pasado en Barcelona en los últimos años, porque no había estado aquí y vi un lugar en Facebook que era Makers of Barcelona; un sitio de coworking, Startups… y yo no sabía qué era nada de eso, no lo había escuchado en la vida, pero leyendo lo que ponía en su web me llamó la atención. Vine a un evento, conocí a la fundadora de este espacio, Cecilia Tham, que te animo también a que la busques, porque es muy referente, y flipé. Gente de todas partes del mundo, como freelance, creando sus propios negocios en áreas de tecnología, de diseño, de comunicación, de cine también, de arquitectura… toda la gente mezclada, haciendo lo que les apetecía y viviendo de ello, generando negocio alrededor de todo esto. Me flipó muchísimo el concepto y le dije a Cecilia, “oye mira, me ha encantado conocerte, me ha gustado mucho todo esto, quiero formar parte de esta comunidad” y me dijo “vale, pues ven el lunes”. Eso fue hace 5 o 6 años y  así es como empecé a trabajar en el mundo tecnológico junto con el mundo del emprendimiento y el de la educación. Mezclábamos esas tres patas y siempre intentábamos acercar esta mentalidad de startup y emprendedora de que con poco puedes hacer mucho.Lla cuestión es que tú tengas un propósito, una ambición, y puedas ayudarte de todas estas herramientas tecnológicas y digitales que hoy hay para todo el mundo.

Hoy en día es fácil aprender, por ejemplo buscando en Internet, cómo puedes programar webs, por ejemplo, que además son baratas… entonces con toda esa filosofía fuimos empoderando a las personas y creando también programas formativos que respiraban esta manera que teníamos nosotros de hacer y de pensar.

 

Pasé aquí cinco años haciendo todo esto y rodeada siempre de emprendedores y emprendedores de tecnología y un día me dije “pues yo también voy a emprender”. Al final era mi día a día, muchas de esas personas eran mis amigos también, y pensé “Si ellas lo pueden hacer, yo también lo puedo hacer” era un efecto espejo. Al mismo tiempo, al estar en un colectivo, en una comunidad, donde tienes gente que sabe de todo, era muy fácil decir “oye que yo no sé de algo, ¿quién me echa una mano?, ¿quién me puede ayudar con esto? Yo sé de esto otro, puedo ayudar a cambio” Fue el hecho de estar en un núcleo tan emprendedor, tan creativo y tecnológico lo que me llevó a meterme en todo esto.

 

Débora: Y si ahora mismo pudieses volver al mundo del cine y te diesen la oportunidad de involucrarte en una película que inspirase a cada mujer que la viese, ¿cuál sería el argumento?

Laura: Pues creo que me gustaría hacer un documental sobre mujeres alrededor del mundo trabajando en distintos sectores y distintas áreas pero hechas a sí mismas y teniendo impacto en otras mujeres. Un documental, me gustaría. Ahora mismo no lo voy a hacer pero ya me has dado la idea, todo llegará.

 

Débora: Y a ti, ¿hay alguna película o algún documental que te haya inspirado a seguir trabajando duro y luchando por mejorar?

Laura: No sé si película o documental, pero quien me ha inspirado mucho son personas que he tenido cerca de mí, que veía cada día y de las que he aprendido mucho… Cecilia que fue quien fundó este lugar que me hizo decir “yo quiero trabajar aquí”. Ella fue mi jefa durante 5 o 6 años y ha sido ella quien desde el primer día me ha estado empujando, diciéndome que hiciese cosas que me daban algo de reparo y me decía “Tú puedes hacerlo, tú sabes hacerlo, eres lista, ve, ve, ve”. Ella me empujó mucho  a emprender y a que hiciese esta empresa, de hecho ahora es mi socia. Ha pasado de ser mi jefa a ser mi socia y ha sido un gran referente para mí. Ella es americana pero de origen chino, llegó a España, no hablaba la lengua, no tenía nada y montó lo que montó con dos hijas y todo, por eso yo siempre la veo referente para mí, o algunas mujeres más que vienen a este espacio, mujeres también emprendedoras que lo tenían muy claro desde siempre, les gusta su negocio, les gusta lo que hacen, funcionan… y siempre han sido personas a las que he ido pidiendo consejo y con las que he establecido relaciones de amistad y relaciones profesionales, como la vida real.

 

Débora: Actualmente eres CEO de AllWoman donde, entre otras cosas, se ofrecen programas de formación, entonces nos gustaría saber cuál es el aspecto que marca la diferencia entre las formaciones que ofrecéis y las que podrían encontrar fuera.

Laura: Yo creo que hay varias cosas. Una es que somos un espacio exclusivo para mujeres, para personas identificadas como mujeres, y creo que eso abre mucho las puertas, porque por historia, por estereotipos, por cultura, por socialización… las mujeres no nos sentimos seguras frente a la tecnología, pensamos que no es para nosotras.

Mujeres que, por ejemplo, han estudiado humanidades piensan que ahora no pintan nada haciendo tecnología, les da miedo… entonces el hecho de crear este espacio que es exclusivo para estas mujeres, bueno, no lo voy a llamar exclusivo, pero que es solo para mujeres, ya es una puerta de entrada que facilita ese acceso. Saben que va a haber más mujeres como ellas que a lo mejor no tienen experiencia previa, que pueden estar en un momento parecido al suyo en el que quieren cambiar de carrera, donde van a ser mayoría, no van a ser la única entre hombres… porque al final somos diferentes, es una realidad. También todas nuestras profesoras son mujeres. Queremos poner de manifiesto que hay mujeres ahí fuera currando de tecnología que son muy buenas y ellas te van a contar cómo lo han conseguido hacer y cómo tú también puedes hacerlo. Eso nos ayuda mucho en ese sentido, el hecho de que lo hemos pensado y diseñado todo para ellas. El equipo que hay detrás también lo componemos solo mujeres, y al final esto te permite empatizar directamente. Por el hecho de ser iguales y de tener vidas parecidas, es mucho más fácil crear entornos, productos y soluciones que dan respuesta a nuestras necesidades.

Además hemos apostado por hacer un programa de inteligencia artificial, no hay ninguna otra escuela que esté ofreciendo esto, al menos en España. Hemos visto que es una tecnología muy emergente y es hacia ahí hacia donde vamos a ir por todas partes. Creo que actualmente solo hay un 12% de mujeres que trabajen en este sector de AI y realmente hemos de estar ahí, va a definir la manera en que vivimos, casi todos nuestros productos y soluciones… y no están pensados para nosotras ni por nosotras, así que todo eso tiene que cambiar.

Por otro lado tenemos dos programas más; uno en UX y otro en Producto, que son de tarde. En estos programas hemos querido que si tú tienes un trabajo, te gustaría hacer un cambio pero no tan radical como para dejarlo todo y meterte ahí, puedas ir viéndolo poco a poco. Mientras trabajas vas formándote aquí y cuando estés lista ya das el salto. Hemos tenido en cuenta todo esto, también el momento de nuestra vida profesional, de nuestra vida personal…  al final creo que precisamente por eso, porque somos mujeres, lo entendemos muy bien y hemos armado este proyecto para nosotras.

 

Débora: ¿Tenéis alguna trazabilidad de cómo les ha ido profesionalmente a las chicas que ya han realizado las formaciones con vosotras?

Laura: Pues somos muy jovencitas en esto por así decirlo. Nuestro primer programa de AI grande empieza el 8 de abril, entonces te lo diré después, en julio. AllWomen nació el verano del año pasado, pero antes teníamos un proyecto que también trabajaba mujeres y tecnología aunque de manera diferente, en él estuvimos haciendo cursos más pequeños de 6, 10, 20 horas… que eran cosas muy específicas para aplicar en tu current job, o sea en la actualidad, porque estamos hablando de 20 horas, era imposible en 20 horas hacer lo que queremos hacer con estas nuevas formaciones.

También tenemos un área con empresas que es de atracción de talento femenino hacia los equipos técnicos. Estamos contentas porque hemos conseguido colocar a varias chicas en empresas tecnológicas y las empresas también están felices porque de pronto ha habido un poco más de diversidad. Al final, como decía, AllWomen nació en verano pero ya existíamos antes, tenemos una comunidad bastante grande, unas 5000 mujeres en digital, muchas están en Barcelona pero también alrededor del mundo. Somos como un puente y altavoz para un lado y para otro y trabajamos mucho en eso, en ser catalizadoras de mujeres, talento y oportunidades profesionales e ir montando eso todo el rato.

 

Débora: Hemos mirado tu Linkedin y hemos visto que fuiste mentora de jóvenes emprendedores en Atípics, ¿qué consejo le darías a una chica que acaba de entrar en el mundo laboral, aún se siente un poco perdida, y le gustaría emprender pero no sabe muy bien cómo hacerlo?

Laura: ¿A alguien que tiene ganas de emprender?

Débora: Sí, que está un poco perdida, piensa que igual no sirve para eso…

Laura: Bueno, yo creo que la inseguridad de servir o no servir la tienes durante bastante tiempo, yo la sigo sintiendo muchas veces, porque todo es nuevo, estas aprendiendo muchas cosas todo el rato; primero sobre tu negocio, tu proyecto o tu idea, que lo imaginas de una manera y cuando lo pones en el mercado te das cuenta de que no debería ser blanco, sino que debería ser rojo. Todo el rato estás en constante aprendizaje y tienes que estar muy reactiva a hacer cambios. Cuando empiezas algo nuevo normalmente tienes pocos recursos y te tienes que manejar en muchas áreas; te tienes que manejar en marketing, en finanzas, en producto, en tecnología, recursos humanos… y creo que ese es el reto, tiene la parte guay de que vas a aprender un montón de cosas pero también la parte de que no sabes, es la primera vez que lo haces y te puede generar inseguridades. Pero mi consejo es que si tienes una idea y sobre todo, no una idea, ganas de emprender, hazlo, lánzate, pruébalo y a ver qué ocurre, no hay nada que perder en realidad, a no ser que pierdas un montón de pasta y arriesgues mucho dinero, pero ya es otro tema.

Iniciar algo, hoy en día no cuesta muchos recursos, es más que nada que tú tengas el propósito. Imagina que quieres hacer un impacto en el medioambiente marino, no sé, me lo estoy inventando, y que ese sea tu drive, tu motor, vas a ir pivotando en el camino, porque vas a ver que si querías hacer esto del medioambiente marino, igual la pelota redonda no sirve, tiene que ser cuadrada, pero no importa, lo vas a cambiar. El tema es que tengas muy claro dónde quieres hacer este impacto y que te llegue dentro, que tú lo sientas, porque emprender es duro, pero si realmente crees y tienes esa motivación y quieres cambiar eso, vas a encontrar la manera.

Hay mil maneras de hacerlo, no hay solo una, pero si estás muy convencida y apasionada la vas a encontrar. Y creo que nunca hay nada que perder, vas a aprender un montón, vas a conocer a un montón de gente… y luego todo eso te lo llevas, nadie te lo va a quitar. Es algo que a mí me ha servido mucho, el hecho de crear algo con tu esfuerzo, con tu tiempo, con tu intelecto, eso te da una seguridad en ti misma de la hostia, porque no todo el mundo se atreve a hacer eso y decir “yo he hecho esto”, el día de mañana eso no te lo puede quitar nadie y creces y maduras mucho en ese proceso. Yo lo recomiendo un montón, da igual si funciona o no funciona, pero como proceso creces y aprendes muchísimo.

Débora: Y a una mujer que ya es mayor, que está asentada en su trabajo pero que también le gustaría cambiar y dar un giro a su carrera pero cree que ya es muy tarde, ¿qué consejo le darías?

Laura: Pues que nunca es tarde. Nosotras trabajamos con mujeres adultas, nuestro target engloba mujeres de entre 25-30 a 45-50 años. Ahora la vida se ha alargado un montón, tienes 45-50 años y tienes madurez, tienes trayectoria profesional, tienes más o menos una estabilidad, un montón de cosas que aportar y que aún puedes hacer, quiero decir que queda un recorrido largo.

Les diría también lo mismo, anímate porque no hay nada que perder, y tu track record aporta mucho, de madurez, de saber cómo funciona la vida, eso lo tienes muy ganado, y seguramente vendrás de un sector profesional específico y de ahí sabrás un montón. No empiezas de cero, empiezas en tecnología de cero, quizás, pero la tecnología es una herramienta. Tú sabes de muchas otras cosas y a todo eso le estás añadiendo una herramienta tecnológica, que es genial, pero no hay miedo ni es una competición, ni nadie te va a juzgar, al menos nosotras no, ni mucho menos.

Lo dicho, trabajamos con mujeres más mayores, o mejor dicho que ellas se consideran mayores porque la sociedad te dice que a partir de los 40 eres mayor, que muchas veces tienen estos miedos. Nosotras intentamos hablarlo naturalmente y hacerles ver que muchas veces ellas nos dan mil vueltas de todo lo que saben y que la tecnología es una herramienta que vamos a intentar gestionar.

Les diría que debemos hacer todo aquello que nos haga felices y queramos hacer… adelante, nunca hay nada que perder, siempre es todo a ganar, de verdad.

 

Débora: ¡Muchas gracias Laura por compartir con [email protected] [email protected] tu experiencia, tu trabajo y tus palabras inspiradoras!

 

Entrevista realizada por Débora Meroño García. Déborah es Ingeniera en Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Cartagena y trabaja en Telefónica como Integradora de estructuras de red. Colabora con Girls in Tech como Editora Jefe y su misión en la organización es que podamos conocer mejor a las mujeres que son referentes en el mundo de la ciencia y la tecnología.

Posted by Cristina Sánchez Narváez.